Esta web utiliza cookies para medir estadísticas. Si continuas navegando estás aceptándola.
¿Qué hay que tener en cuenta para instalar una piscina de poliéster?
  • 26 Jul 2021
  • Poliéster Deposur
  • Piscinas de poliéster

¿Qué hay que tener en cuenta para instalar una piscina de poliéster?

Las piscinas de poliéster son cada vez una opción inmejorable para instalarla en los hogares por su comodidad, estética y economía.

Muchos clientes nos preguntan cuál serían los lugares más recomendables para instalar estas piscinas. Para ello, es necesario tener en cuenta las siguientes indicaciones:

Primer paso.

Observar cuál es el lugar de tu parcela que recibe más horas de sol, el más idóneo para poner las instalaciones de los equipos de filtración, donde está las vegetaciones, por donde se producen los bajantes de la lluvia, las caídas naturales del terreno, y un largo etcétera. Para todas estas decisiones, es importante consultarlo con un especialista. Desde Poliéster DepoSur estaríamos encantados de ayudarles.

Segundo paso.

Decidir cuál va a ser la profundidad de la piscina para así acotar la excavación necesaria, su porcentaje de desnivel y la altura. Se recomienda subir 20cm para eliminar la posible suciedad que se puede producir por el vaso de la piscina una vez que este se instale.

Tercer paso.

Se sacan niveles y se marcan cuáles van a ser los limites de excavación. Se vacía la piscina teniendo la cuenta el vaso de la piscina, de cuál sobresale el skimmer.

Cuarto paso.

Una vez terminado el agujero, se comprueba que todas las medidas están bien realizadas, Se sacan los niveles para la solera de hormigón.

Quinto paso.

Se instala la piscina y comprobamos de nuevo que los niveles son adecuados.

Sexto paso.

El siguiente paso es conectar la boquilla del fondo del casco con el de la piscina para que se comience a llenar. Una vez que el agua ha alcanzado unos 30 cm, se comienzan a rellenar los bordes de la piscina con arena y cemento. Cuando llegue a la altura necesario, se instalan los tubos de filtración y se conectan sus terminales con la red de tubos de agua de la piscina.

Cuando todo está conectado y la piscina está limpia completamente y llena hasta el nivel adecuado, nos aseguramos que todo está en funcionamiento.

 

Este es el proceso, de forma muy resumido de las cosas a tener en cuenta al poner una piscina de poliéster. El proceso puede durar ente 5-7 días, dependiendo del tamaño de la piscina, de los trabajadores, del lugar donde se realice la obra y un largo etcétera.